San Marón

Ubicado en La Basilica de San Pedro – El Vaticano, en la última hornacina disponible de la Basílica realizada por de Miguel Angel Buonarroti.

San Marón, fundador de la Iglesia Maronita.
Escultura realizada en mármol blanco Carrara ,con 5´40m de altura, su realización se completó en 6 meses. La Bendición de la escultura se realizó el pasado 23 de Enero 2010 por su Santidad Benedicto XVI.

Con la idea de la propagación ecuménica de la doctrina de Cristo, el ofrecimiento de la iglesia maronita al mundo, es la que ha intentado significar en su obra.

San Marón figura representado barbado, como referencia a su condición de eremita, en actitud de disposición a iniciar el camino que le tiene deparado la providencia divina.

El artista a resuelto plasmar un movimiento contenido, de tal manera que esté presente internamente en la obra, como una suerte de energía centrífuga dispuesta a eclosionar, a proclamar la palabra de Dios por el mundo, irradiando su doctrina.

El patriarca sustenta con la mano izquierda su legado: la Iglesia Maronita que, tras defender heroicamente su fundamentación cristiana, su jerarquía y su liturgia con el paso de los siglos, siempre ha perseguido la integración plena en la gran congregación católica universal.

En la mano derecha porta el báculo pastoral, aquel cayado de pastor que los supervivientes a las violentas acciones, que en el año 517 asolaron el Monasterio de San Marón, solicitaron hacer uso al Papa, “para expulsar a los lobos rapaces de en medio de la ovejas: porque Cristo nuestro Dios verdaderamente os constituyó príncipe de los pastores, doctores y médicos de las almas…”

El báculo se ha confeccionado en acero, un material contemporáneo con el que se ha pretendido poner de manifiesto la actitud de continua renovación, siempre presente, de la iglesia maronita.

El gorro y la indumentaria son los propios en uso por los obispos maronitas en la actualidad, insistiendo con ello en la idea de constante reverdecer para una iglesia perpetuamente restablecida, infatigablemente renovada.